Buscar
16:55h. Sábado, 24 de agosto de 2019

RELOJ DE RUNNING GPS QUE MIDE LA FRECUENCIA CARDIACA A TRAVéS DE LA MUñECA

Garmin Forerunner® 235

Forerunner® 235

Sencillez, versatilidad, inteligencia o avanzadas herramientas son sólo algunos de los calificativos que mejor definen a este dispositivo, que cuenta con tecnologías innovadoras y que ofrece datos precisos, completos y muy importantes para que cada runner cumpla con los objetivos que se propone en 2016. 

Además de integrar un GPS que calcula la distancia y el ritmo del deportista, dispone de un acelerómetro que capta los datos relativos a distancia y ritmo cuando se practica ejercicio en una pista de interior o en una cinta de correr, sin necesidad de añadir un podómetro. A su vez, posee la función de monitor de actividad, puesto que cuenta los pasos y las calorías quemadas a lo largo del día y recuerda al usuario que tiene que moverse tras más de una hora de inactividad.

 

Al igual que vivosmart® HR, también cuenta con un pulsómetro en la muñeca y que, gracias a un sensor óptico, proyecta luz en la piel, calcula la cantidad de luz devuelta. Dado que existen ligeros cambios mientras la sangre bombea por la muñeca, el sensor detecta estos cambios y emplea un sofisticado proceso de filtrado para determinar la frecuencia cardíaca del usuario.

 

La tecnología Elevate™, que hace posible el recuento de pulsaciones directamente desde la muñeca, ha sido desarrollada por Garmin.

 

Para calcular y proporcionar información sobre el esfuerzo, Forerunner® 235 incorpora un indicador de distintos colores que determina la zona de frecuencia cardiaca y las pulsaciones por minuto en tiempo real. De esta manera, el deportista puede plantear su plan de entrenamiento siempre teniendo el control sobre la zona en la que se encuentra y, al mismo tiempo, concentrarse en el esfuerzo que necesita realizar.

 

Garmin Forerunner® 235 establece las zonas de cada usuario en función de una estimación de la frecuencia cardíaca máxima según la edad y restando este dato a 220. Si fuera necesario, también es posible ajustar las zonas en el reloj o en Garmin Connect, lo que permite personalizar el dispositivo según las necesidades particulares de cada usuario. A ello se suma la posibilidad de ajustar las zonas en función de los datos grabados por el sensor y, en caso de superar la frecuencia cardiaca máxima permitida, el dispositivo preguntará si el usuario desea conservar ese valor y adaptar las zonas en base a este nuevo registro.

 

PVP Garmin Forerunner® 235: 349 euros (IVA incluido)