Buscar
04:55h. Domingo, 24 de Marzo de 2019

Probamos las nuevas JOMA HÍSPALIS

Joma, es una de las primeras marcas deportivas nacionales, y está apostando por productos de Running de muchísima calidad y un diseño muy cuidado. Hoy probamos las nuevas  Joma Hispalis.

La Híspalis es una zapatilla enfocada para corredores de peso medio/alto, con pisada neutra o “plantilleros” y que busquen una zapatilla confortable y con buena amortiguación, sin pretensiones de demasiada velocidad. Estas características la hacen ideal para un público muy amplio.

Estéticamente la Híspalis es un modelo bastante conservador, sin estridencias. Cuenta con una gama limitada de colores, pero seguro que te gustarán.

Lo primero que nos ha sorprendido es su ligereza (poco más de 300 gramos en la talla 42 de hombre), visualmente parecen más pesadas, pero son un peso pluma.

Una vez calzadas destacan dos sensaciones, la primera muy agradable es la sensación de amplitud para los dedos, no se trata de una horma demasiado ancha pero si muy confortable. La segunda sensación que nos transmiten es algo de rigidez, pero ya sabes… hay “zapas” que deben domarse en los primeros kilómetros.

Una de las mejores características de las Híspalis seguro que será su durabilidad. Hay un juego interior de diferentes densidades que con el paso de los kilómetros la hacen bastante confortable, sobre todo en la transición y el aterrizaje si sueles talonar.

Son muy estables y la suela funciona bien tanto en asfalto como en terrenos de tierra, la tracción en mojado es mejorable, suponemos que mejorará cuando la suela se desgaste un poco.

El upper de las Híspalis continúa en la línea de las anteriores, cuenta las grandes piezas incrustadas a base de costuras, pero no se notan en el interior.


En la parte trasera, la zona del talón está provista de un contrafuerte consistente, consigue arropar  el pie.
En los laterales y hasta la zona del medio pié inserta varias piezas aportando la sujeción y consistencia.


Es un modelo que cuenta con bastante transpirabilidad, aunque creemos que aportará los mejores resultados en otoño y primavera.

Si usas plantillas correctoras de la pisada será muy fácil la adaptación, el espacio interior que nos ofrece esta zapatilla es perfecto para su uso.

Podemos concluir incluyendo las Híspalis en zapatillas de entrenamiento con muy buena amortiguación, muy estables, un modelo muy “trotón” que te va a acompañar durante muchos kilómetros. Ritmos no superiores a 4.30 e ideales para usar con plantillas correctoras de la pisada. El Drop es de 12.