Buscar
23:05h. Lunes, 27 de enero de 2020

Probamos las Saucony Triumph 17

Después de un mesecito dándoles caña os traemos nuestras impresiones sobre las nuevas Saucony Triumph 17

Nos encontramos con unas zapatillas de entrenamiento de gama alta, con un cuidado diseño tanto en lo técnico como en lo estético.

Qué nos vamos a encontrar en tres palabras: Comodidad, amortiguación y Protección, Para mí las tres características más importantes que busco en una zapatilla de entrenamiento.

La Triumph 17 está orientada a corredores neutros (o plantilleros) que se muevan desde ritmos tranquilos a ritmos medios, y con un rango de peso que no superen los 80 kgs.

También tuvimos ocasión de probar su modelo anterior (las ISO 5) y podemos ver que se trata de un cambio radical, tanto en diseño, material y concepto.

El nuevo material que compone la media suela (PWRRUN+) supone un gran paso en amortiguación y ligereza sin olvidar la flexibilidad y una respuesta muy reactiva que me encanta.

Si tu técnica de carrera no es muy purista y con los kilómetros  tiendes a aterrizar de talón, te van a encantar, porque la respuesta y la sensación de amortiguación es una pasada.

A primera vista puede parecerte una zapatilla voluminosa, pero en cuanto la pruebas la sensación cambia, ya que son muy ligeras y se adaptan a la perfección al pie sin apretar. El collar y la lengüeta son muy mullidas, lo que ayuda a dar una sensación de ajuste y comodidad muy agradable.

Hemos probado este modelo principalmente por asfalto y tierra compacta, el agarre es muy bueno, incluso con la humedad de primera hora de la mañana.

En conclusión es una zapatilla perfecta para entrenar a diario, muy cómoda y con una flexibilidad y amortiguación perfectas¡