Buscar
13:21h. Miércoles, 23 de Enero de 2019

Test: Skechers Go Run 4

Vamos a probar el nuevo modelo de Skechers el Go Run 4. Un modelo para hacer muchos kilómetros. 

En la caja encontramos el par de zapatillas, unos cordones extras y un juego de plantillas, que se pueden usar o no a tu gusto. Poniéndolas la diferencia de sensaciones es bastante diferente, sin la plantilla extra, tienes un modelo más minimalista y más sensibilidad sobre el terreno. Al ponerlas ganas en amortiguación. Son cómodas de las dos maneras, tanto “con” como “sin”. El interior está muy bien acabado, sin costuras, o si existe alguna es plana y no la notas. Los cordones son planos lo que ayuda a un ajuste perfecto.

La zapatilla es neutra, pero al tener espacio para una plantilla extra, es ideal si corres con plantillas realizadas a medida.

Al calzarnos las nuevas Skechers  Go Run 4, tenemos la sensación de una zapatilla de calidad, flexible, ligera, tremendamente cómoda y con la que vamos a poder realizar muuuchos kilómetros.

La suela es, como es habitual en Skechers con un diseño de circulillos (GOimpulse Sensors). Una suela que responde a la perfección en asfalto y tierra compacta, se trata de una zapatilla de entrenamiento eminentemente urbana.

La sujeción que ofrece es excelente, muy suave, con un puntito acolchado, es una zapatilla muy cómoda con la que podrás hacer muchos kilómetros.

La zona del collar tiene un “agujerito” con el que poder ajustártelas a la perfección, un detalle muy simple, pero tremendamente útil.

La horma es amplia, lo que agradecen mucho los dedos. La zona del ante pié es muy ancha y la tela es muy elástica.

La prueba la hemos realizando rodando 15 kms. En series de 5 kms. Variando el terreno (asfalto y tierra compacta), hemos probado ritmos suaves y otros más exigentes hasta llegar al sprint (aunque no pretendan ser unas voladoras) y en todas las situaciones se ha comportado perfectamente, con  un agarre y ajuste perfectos.

Son unas zapatillas ligeras, que se ajustan muy bien desde el primer momento, la lengüeta es corta lo que ayuda a una sensación de comodidad. La amortiguación es muy buena, sobre todo en asfalto o tierra dura, todo ello sin dejar de sentir el terreno.

En conclusión: Son unas zapatillas que te enamorarán, con un poco de drop, horma muy amplia, flexibles, ligeras, con buenísima  amortiguación, con un diseño diferente  y muy actual. Ideal como zapatilla para competición de distancias medias – largas.