Buscar
12:59h. Lunes, 20 de Agosto de 2018

Suplementación con CREATINA en Running

www.nutrirockk.com @MNSsport #Suplementación #Creatina #entrenamiento

De todos los suplementos que abundan en el mercado, ninguno ha sido tan exhaustivamente estudiado como la creatina. Desde hace una década la creatina ha sido introducida en la suplementación de  gran variedad de deportes ya que, como característica más importante, incrementa la energía y la fuerza.

¿Qué beneficios tiene la suplementación con creatina en corredores? Al mejorar la fuerza podemos entrenar y correr más intenso, algo que indudablemente mejorará nuestras marcas.

En períodos donde el corredor tenga mayor entrenamiento o sesiones de fuerza, la creatina ayudará a entrenar más intenso y mejorar los niveles de fuerza. Igualmente, en sesiones de entrenamiento intermitente y alta intensidad como pueden ser series cortas o fartlek, también nos podemos beneficiar de suplementar con creatina al poder correr a mayor intensidad.

Pero no todo son beneficios. Hay un contratiempo que puede ocurrir y es la retención de líquidos, que según el caso puede llegar a lastrar con 1 kilo de peso. En corredores de resistencia o larga distancia este peso extra puede ser asumible si notamos los beneficios en cuanto a mejoras de fuerza.

En cambio, si tomamos creatina pero no acompaña el tipo de entrenamiento, ese aumento de peso puede 23905341_393610717741773_324293613269422092_nlastrar las marcas, al tener que cargar con él. Mi experiencia personal me dice que tomar creatina cuando es época de entrenos intensos y de fuerza, ayuda mucho a entrenar mejor y la retención de líquidos es totalmente asumible.

En definitiva, tomar creatina para correr tiene sentido si queremos mejorar el rendimiento y si lo acompañamos con entrenamientos intensos. Si tenemos una competición importante, podemos dejar la suplementación un par de semanas antes para paliar los efectos de la rentención de líquidos, aunque si vemos que el aumento de peso no es algo notable, no hay problema.

La creatina aumenta el rendimiento en pruebas de resistencia ya que origina una disminución de ácido láctico en las células musculares y una reducción de la fatiga.

La creatina es sintetizada en el hígado y en el páncreas a partir de aminoácidos como la arginina, glicina y metionina. Nuestros músculos están compuestos de dos tipos de fibras: de tipo I (lentas) y de tipo II (rápidas). Las primeras reciben la energía de un compuesto llamado adenosín trifosfato (ATP), que se alimenta de oxígeno y nos da resistencia. Las segundas son las que liberan la energía explosiva que necesitamos para lo que llamamos “fuerza”. Debido a la intensidad que requiere su esfuerzo, las fibras de tipo II no utilizan la ruta del ATP alimentada con oxígeno sino la ruta anaeróbica. El ejercicio anaeróbico, como por ejemplo levantar pesas o correr un sprint, necesita un aporte de energía rápida e inmediata, además, es el estímulo óptimo para el crecimiento muscular. El ATP y la creatina fosfato (PCr) almacenados en el músculo proporcionan esta energía de forma casi exclusiva.

Aproximadamente el 95 % de la creatina corporal se almacena en el músculo esquelético o bien como fosfocreatina (dos tercios de la creatina presente en el músculo esquelético) o bien como creatina libre. La fosfocreatina (PCr), componente natural de los músculos esqueléticos del cuerpo, hace posible el “reciclaje” del ATP empleado, y lo vuelve a convertir en energía, permitiendo, principalmente a los músculos, hacer un nuevo esfuerzo hercúleo. El ATP puede ser utilizado por las células musculares muy rápidamente, pero hay un aporte extremamente limitado, generalmente sólo suficiente durante unos pocos segundos del trabajo de alta intensidad. Cuando el ATP se consume, el cuerpo tiene varias vías para volver a convertir el ADP en ATP: el mecanismo más rápido es movilizando los depósitos de fósforo de la fosofocreatina, volviendo a generar ATP disponible para el organismo.

Un individuo de 70 Kg puede almacenar hasta 120 g de creatina. Por lo tanto, la suplementación diaria con creatina puede incrementar los depósitos de creatina muscular hasta un 50 % tanto en su forma libre como fosforilada, lo que permite que el músculo tenga energía inmediata durante el entrenamiento intenso de corta duración e intermitente, mejorando la adaptación al mismo.

PROPIEDADES:

  1. Intensifica la hipertrofia muscular (aumenta la masa muscular)
  2. Suministra energía de forma inmediata para ejercicios anaeróbicos
  3. Aumenta la intensidad de la fuerza y la potencia explosiva
  4. Favorece la recuperación muscular en ejercicios físicos intensos
  5. Mejora el rendimiento deportivo
  6. Retrasa la fatiga

 

Es por ello que MNS Sport ha creado CREATINE ® en polvo, formulado con creatina de la más alta calidad, compuesto únicamente por creatina certificada con un 99´99 % de pureza testada.

www.nutrirockk.com